La boda de Laura y Ricard.

Laura y Ricard se casaron en una masía de Girona. Era un día soleado de finales de mayo. Cuando llegamos, a primera hora, se respiraba tranquilidad. Solo estaban la gente de Tartetul acabando de montar la decoración. Pero esa tranquilidad pronto se acabó. Con la llegada de los primeros familiares y amigos, llegaron también las risas, los nervios y las prisas por vestirse!

Laura y Ricard son una pareja tranquila, al menos aparentemente. Los invitados eran todos familia o amigos íntimos. Y eso se notaba. Todo era naturalidad y complicidad. La misma que se respira entre ellos.

Una ceremonia íntima y emotiva. Un banquete divertido y un baile animado. El resultado fue una boda de sueño!!

Os dejo con un pequeño reportaje del día.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.